Guía de Aves

Chara Azul

Especies Regionales

Esta ave canora común es conocida para mucha gente. Tiene una alegre cresta, su plumaje es de color azul, blanco y negro, y su llamado es ruidoso. La Chara Azul es conocida por su inteligencia y su complejo sistema social con estrechos lazos de familia. Después del último periodo glacial, su enorme gusto por las bellotas ha ayudado a los árboles de robles en su diseminación.

Distribución

range map
Explora en un mapa interactivo de eBird Sightings
habitat icon

Hábitat

La Chara Azul se encuentra en todo tipo de bosques, especialmente cerca de los robles; los robles son más abundantes en lo profundo de los bosques que en sus periferias. Las Charas también son comunes en áreas urbanas y suburbanas, especialmente en donde haya robles o comederos para aves.

food icon

Alimentación

Las Charas Azules recogen insectos y obtienen frutos secos y semillas de los árboles, arbustos y el suelo. También comen granos y pequeños vertebrados muertos o que están heridos. Las Charas Azules atacan otros nidos en búsqueda de huevos y polluelos, y algunas veces pueden alimentarse de otros pájaros; moribundos o muertos. El contenido de insectos en su estómago a lo largo de los años llega a ser un 22% del total. El resto son principalmente bellotas, frutos secos y granos. En un estudio, de 530 estómagos analizados, trazas de huevos y polluelos fueron encontradas solo en 6, a pesar de que la búsqueda fue hecha especialmente para detectar cualquier traza de restos de aves. Las Charas Azules sujetan los alimentos con los pies mientras los picotean hasta que se abren. También almacenan alimentos en escondites para comerlos después.

behavior icon

Comportamiento

Esta ave canora común es conocida para mucha gente. Tiene una alegre cresta, su plumaje es de color azul, blanco y negro, y su canto es ruidoso. La Chara Azul es conocida por su inteligencia y su complejo sistema social con estrechos lazos de familia. Suele emparejarse de por vida, quedándose con su pareja durante todo el año.

Solo la hembra incuba, mientras que el macho solo provee de alimento durante la incubación. Durante los primeros 8 a 12 días luego de que los polluelos rompen el cascaron, la hembra sigue incubándolos y el macho ahora provee alimento para su pareja y los polluelos. La hembra también comparte la tarea de obtener alimento, aunque el macho es quien provee más.

Algunos polluelos en particular empiezan a deambular hasta 15 pies (4.6 m) lejos del nido, 1 a 3 días antes de que termine de aparecer su plumaje. Incluso si esos polluelos claman fuertemente por comida, los padres no los alimentarán hasta que vuelvan al nido. Esto es lo que se conoce como una “chara bebe abandonada”; solo si puede ser llevada cerca o dentro del nido, los padres volverán a alimentarla. Las crías dejan el nido todas juntas usualmente cuando tienen de 17 a 21 días de edad. Cuando las charas jóvenes dejan el nido antes puede ser por algún trastorno. Ya fuera del nido, se alejan de este unos 75 pies (22.9 m) al final del segundo día. Los jóvenes se mantienen cerca de sus padres y son alimentados por ellos por al menos un mes, y en ocasiones incluso dos; al parecer hay una gran variación en el tiempo que le toma a los jóvenes volverse independientes.

Las Charas Azules se comunican entre ellas usando vocalizaciones, o “lenguaje corporal” usando su cresta. Durante la incubación, la alimentación de las crías, o cuando se relacionan con la pareja, la familia o compañeros de bandada, la cresta se mantiene abajo. De esta forma, mientras más abajo se mantiene la cresta, menos es el nivel de agresividad. Por otra parte, mientras más alta la cresta, mayor el nivel de agresividad; cuando una Chara Azul chilla, la cresta está casi siempre arriba.

Las Charas Azules tienen una amplia variedad de vocalizaciones y un inmenso vocabulario. Son también excelentes imitadores; en cautiverio pueden a veces aprender sonidos de humanos o el maullido de un gato. En la naturaleza imitan frecuentemente al Gavilán de Cola Roja y al Gavilán de Hombros Rojos, y a veces a otras especies.

Las Charas Azules no gustan a muchas personas por su comportamiento agresivo, sin embargo, son bastante menos agresivas que otras especies. En un estudio realizado en Florida se observó que: los Carpinteros de Carolina, los Carpinteros de Cabeza Roja, la Chara de Pecho Rayado, el Zanate Norteño y la Ardilla Gris, dominan fuertemente a las Charas en los comederos para aves, a veces incluso no permitiéndoles alimentarse. Ocasionalmente les dominan también: la Codorniz Cotuí, la Paloma Huilota, la Paloma Alas Blancas, el Cenzontle Norteño y el Cardenal Rojo. A veces las Charas Azules imitan a los gavilanes cuando se aproximan a los comederos para aves. Esto puede disuadir a otras aves permitiéndoles obtener alimento del comedero, aunque la mayoría de las aves vuelve antes de que la Chara pueda siquiera empezar a alimentarse.

Las Charas Azules transportan comida en su garganta y la parte alta del esófago, en un área que frecuentemente se denomina “saco gular”. Pueden almacenar hasta 2 a 3 bellotas en esta cavidad, otra en su boca, y otra adicional en el extremo de su pico. De esta forma pueden llevar hasta 5 bellotas al mismo tiempo para guardarlas para otro momento. En un otoño, seis charas con radiotransmisores registraron un total de 3000 a 5000 bellotas recolectadas.

Ya desde el último periodo glacial, su gusto por las bellotas, y su precisión al seleccionarlas y enterrar aquellas que no han sido infestadas por gorgojos, ha ayudado a los árboles de roble a diseminarse.

A pesar de ser un ave común y llamativa, que ha sido estudiada por numerosos investigadores, aún hay muchas cosas de las Charas Azules que son un misterio. Esta es la única chara del mundo moderno que migra en dirección al norte y al sur, y que ha sido avistada volando en muchos puntos de observación de gavilanes; a lo largo de costas y otros puntos de estudio. Sin embargo, su comportamiento migratorio es aun apenas comprendido. Algunas charas pasan todo el año moviéndose dentro de su rango de distribución, mientras que otras parten distribuyéndose a lo largo de este rango solo durante la primavera, quedando excluida solo la Península de Florida. Las bandadas que migran incluyen adultos y jóvenes, y análisis recientes de estudios de marcajes en Charas indican que no hay diferencia de edad entre las aves que migran y las que se quedan residiendo en algún lugar. El porcentaje de Charas que migra es probablemente menos del 20% del total.

nest icon

Anidación

Su nido es un tazón hecho de ramas, pasto y algunas veces barro; revestido con raicillas.

Apariencia

Sonidos Típicos

Crows and Jays
Charas y Cuervos

© Isidor Jeklin / CLO

Tamaño y Apariencia

Ave canora crestada con cola abierta y redondeada. Las Charas Azules son más pequeñas que los cuervos, pero más grandes que los mirlos. .

Colores del Ave

Blanco o gris tenue en la parte baja, y en la parte superior tiene varios matices azules, negros y blancos.

Fotos de la Especie

Especies Parecidas

La Chara Crestada tiene menos blanco en sus alas, y su cabeza y cuello son negros. Además, sus partes bajas son mucho más oscuras. Las Charas de Collar por otra parte, no tienen cresta, y en vez de tener alas y cola rayadas de blanquinegro, las suyas son de un azul más sólido.

¿Sabías que…?

  • La Chara Azul frecuentemente imita el canto de los Gavilanes, especialmente el de Hombros Rojos. Estos llamados alertan a otras charas de que hay un gavilán cerca, o, por otra parte, pueden hacer creer a otras especies que hay un gavilán, cuando no lo hay realmente.
  • No se ha reportado que las Charas Azules usen herramientas en la naturaleza. Sin embargo, si se han visto Charas Azules domesticadas usando bandas elásticas de periódicos para arrastrar alimento desde el exterior de sus jaulas.
  • El pigmento presente en las plumas de las Charas Azules es la melanina, la cual es de color café. Su color azul, proviene de la dispersión de la luz en células modificadas en la superficie de las barbas de las plumas.