¡Guía para usar eBird en Chile está disponible!

¡Entérate de la guía en español para usar eBird Chile. Esta guía práctica fue desarrollada por la organización Red de Observadores de Aves y Vida Silvestre de Chile (ROC), para que nuevos usuarios tuviesen un material de apoyo para aprender y participar en eBird. Puedes descargar esta guía práctica gratis, encontrar explicaciones detalladas y precisas acerca de qué es eBird, cómo participar, cómo ingresar las observaciones en la plataforma de datos, y mucho más. Aunque la guía está escrita para participantes chilenos y su portal de eBird Chile, la guía es de gran utilidad para cualquier interesado en aprender acerca de eBird y de cómo participar en este proyecto de ciencia participativa global.

Visita nuestra página web para descargar la guía gratis y aprende de otros recursos ¡haciendo clic aquí!

Aves Espeluznantes

Unas aves “espeluznantes” que podrías observar este Halloween

¡Exploramos unas de las aves más “espeluznantes!”

Cuervo Americano

(Photo © Kevin McGowan)
El cuervo americano dice “Ka! Ka! Ka!” y es totalmente negro, incluso dentro de su boca. Un grupo grande de los cuervos se llama “un asesinato,” pero ¡no lo dejes asustarte! Esta especie es orientada a la familia, muy inteligente, y servicial en limpiar el ambiente. Los cuervos americanos tienen una dieta amplia. Comen insectos, bayas, y granos, y además la carroña y basura. En esta manera, ayudan a guardar la buena condición de las calles y barrios.

Cuervo Negro

(Photo © laniisoma)
Un grupo de cuervos negros se llama una “unkindness,” y en muchas culturas, los cuervos han sido asociado con la muerte durante cientos de años. ¡Sin embargo, no debes tener miedo de los cuervos negros! Estas aves son listas, y como los cuervos americanos limpian los barrios urbanos por comer la carroña. De hecho, los cuervos negros son sociables y les encanta jugar. Tienen amigos y demuestran la empatía. Además son imitadoras excelentes, ¡incluso del habla humano! Escuchad a su llamada, “kr-r-rak,” y estad atento a esta estafadora de ojos negros a través del norte de Norteamérica.

Lechuza Común

(Photo © Tim Lenz)
Un ícono de la serie Harry Potter, la Lechuza Común hace una miriada de llamadas espeluznantes, como siseos y silbatos. Este ave “mágica” tiene la habilidad de volar silenciosamente por la noche gracias a sus plumas especiales. Tiene una cara redonda y blanca, y come los ratones y otros roedores pequeños. Los “pellets” de búhos se compone de los huesos, pieles, y otras partes indigestibles de la presa que la Lechuza Común les regurgita.

Aura Gallipavo

(Photo © Ned Harris )
Mientras comer la carroña, las plumas de cabeza se pueden ensuciar. Por eso, la calva roja del Aura Gallipavo es muy útil. Dan vueltas por los cielos buscando una cena, identificables por sus envergaduras de 6 pies y trayectoria de vuelo inestable. En la mitología Persa, dos auras gallipavos guardan las puertas del submundo, pero nos aprecian estes carroñeros serviciales, quienes limpian los animales atropellados, animales salvajes muertos, y la basura.

Estornino Europeo

Banda de estorninos
(Photo © Muratart )
Estes invasores al América viajan en nubes gigantes y sincronizadas conocidas como “murmuraciones” y son temidos por granjeros porque destruyen los campos en búsqueda de insectos y semillas para comer. Los estorninos europeos ostentan plumas iridiscentes, y se aparecen brillantes de cerca, sin embargo de lejos se aparecen tan negros como los cuervos.  

Colimbo Grande

(Photo © Josh Merrill )
La llamada de un bribón fácilmente podría ser confundida con la aullido de un lobo. El Bribón Común es hermoso, pero su canción solitaria y mística por la alba y el crepúsculo ¡podría asustarte cerca de un lago “fantasmal!”

Nictibio Grande

(Photo © Mauricio Calderon via Macaulay Library)
Un maestro de la disfraz, el Nictibio Grande se queda inmóvil durante todo el día, fingiendo ser una rama de árbol. Hace eso para ocultarse de sus depredadores. Los nictibios hacen un gruñido “Pawwrrr” único, y sólo vuelan cazando los insectos durante la noche. Este ave se encuentra en las selvas tropicales y ¡es difícil detectarla, incluso por los habitantes de la ecosistema!

~Brigid Lucey

Destacamos a: Bernard Maddox

Cuando Bernard Maddox sale de su hogar, su mente está ocupada más allá de sus quehaceres. Un pajarero de toda la vida, ahora contribuye regularmente datos al proyecto de ciencia participativa Celebra las Aves Urbanas del Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell. Por dondequiera que va, Maddox observa las aves y envía sus observaciones al Lab.

De niño estaba fascinado por las aves. “Ayudar a las aves y mantenerse activo,” dice Maddox, “es  un procedimiento atractivo.” Observar las aves podría ser una buena actividad de grupo, pero podría ser igualmente divertido e interesante hacerlo individualmente. Durante sus años escolares, y de universidad, Maddox mantuvo su interés y participación en todo lo relacionado a la naturaleza. Sus metas siempre han sido ayudar a la gente; estudió psicología y desarrollo infantil enfocado en la educación, y ha trabajado como tutor para estudiantes con impedimento visual en su universidad local.

Por su vocación de servir y ayudar a otros, recibió entrenamiento médico básico y avanzado del cuerpo militar de los Estados Unidos. Sin embargo, Maddox nos confesó que el despliegue para combatir en la Guerra de Corea fue una de las experiencias más difíciles de su vida.

El ave estatal de Maryland es el Bolsero de Baltimore.

(Photo © The Nature Nook)
Después de completar su servicio militar, entrenó con la policía estatal de Maryland y la policía del condado, además del FBI, y trabajó para el estado de Maryland como un investigador de campo. Su rol, en ocasiones, fue peligroso, y Maddox recuerda que tenía que tomar tiempo fuera del trabajo porque su seguridad personal estaba en riesgo. Sin embargo, en su lista de prioridades siempre ha puesto en alto los intereses de su comunidad. Mientras servía como empleado del estado, continuaba siendo un naturalista de forma extraoficial. Tomaba clases en la agencia de Conservación del Condado de Howard y el Centro de Naturaleza de Irvine, donde recibió un grado profesional.

Cuando se retiró del servicio público estatal, Maddox tenía incluso más tiempo para dedicar a la conservación y la educación acerca de la naturaleza. Pasó 20 años como naturalista en el Centro de Naturaleza Irvine y 5 años como docente en el Zoológico de Maryland, y también ha pasado 5 años como naturalista en la Conservación del condado Howard. ¡Además, ha sido un miembro del Laboratorio de Ornitología Cornell desde 1989!

Sin embargo, cuando problemas médicos le forzaron a retirarse de su trabajo comunitario, él continuó su participación con el Laboratorio de Ornitología. Aunque las complicaciones médicas le crean limitaciones a este pajarero ávido, él se niega a dejar que ellas lo priven de su pasatiempo.

“Intento mantenerme activo sin exagerar,” se ríe entre dientes. “Soy independiente,” continúa, “Puedo ir a donde quiera y cuando quiera.” Como siempre, una de las partes más importantes de la observación de aves es la seguridad. Maddox sabe que tiene que tener cuidado mientras observa las aves. Nosotros animamos a pajareros de todos lados que sean responsables y tengan cuidado en cualquier caso, ni importa donde vivan.

Durante los últimos cinco años, cuando Maddox ha salido a dar un paseo o ha ido de compras, fielmente nos ha enviado sus observaciones a Celebra las Aves Urbanas. Se le puede ver por toda la ciudad, ayudando a las aves mientras se mantiene activo. Los datos que provee Maddox son extremadamente valiosos, y animamos a otros a que usen su técnica: que visiten varios lugares de su comunidad o ciudad ¡y tomen nota de las diferencias y semejanzas en el ambiente y compartan sus observaciones!

¿Sus sugerencias? ¡Continúa así! Manténte activo en tu comunidad como un científico ciudadano, ya sea que disfrutes observar las aves sólo o con amigos, y recuerda que puedes ayudar a las aves, encontrar propósito y perspectiva en la naturaleza, e inspirar al mundo que te rodea.

 

~Brigid Lucey

Curiosidad

Este verano, comencé a trabajar en el Laboratorio de Ornitología como estudiante interna para el proyecto de ciencia participativa Celebra las Aves Urbanas. Es asombroso la rapidez con la cual empecé a observar aves específicas en mi comunidad, y en poco tiempo pude llamar cada una por su nombre. No se necesita ser un experto para ser un pajarero. ¡Sólo se necesita tener curiosidad!

(Photo © Tyler Brewer)
Estaba caminando en un estacionamiento cuando vi a una hembra Pato de Collar y su patito cerca de un charco en el concreto, muy felices. Estaban rodeados de trocitos de pan que lanzaron unos transeúntes bienintencionados. No podía culparlos por acercarse al “supermercado” para saborear unos aperitivos; las aves se adaptan a sus entornos, y aprenden a sobrevivir en un ambiente urbano. Pensé, “Tal vez estos patos planificaron su viaje de un arroyo al otro a través de este estacionamiento ¡a propósito!” No me sorprendería.

Queremos conocer tus historias, especialmente cuando las aves despiertan tu curiosidad. Es importante mantener tu interés en el ambiente, cuidar a las criaturas que viven allí, e involucrar a tu comunidad. ¡Gracias!

~Brigid Lucey