Por el bienestar del Humedal El Culebrón y su comunidad

August 1st – December 15th, 2018
Coquimbo, Chile

El Centro de Estudios Avanzados en Zonas Áridas (CEAZA) se ha dedicado a organizar e implementar varias actividades en torno a las maravillas naturales del humedal costero El Culebrón en la región de Coquimbo en Chile. La organización a puesto toda su energía en rescatar el humedal como área natural protegida para el beneficio de la comunidad local y su biodiversidad.

El Culebrón es un hermoso humedal urbano, cercano a escuelas y adyacente a la ciudad de Coquimbo. Desafortunadamente, algunas personas no lo valoran, por lo que sufre del abandono y la basura ilegal vertida en él, causando un deterioro que afecta su biodiversidad y belleza natural. En los últimos años, CEAZA junto a diversas organizaciones e instituciones de Coquimbo han trabajado para crear una campaña en defensa y por la restauración natural del humedal. Además, recibió una mini-beca para Latinoamérica y El Caribe del Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell (Cornell Lab of Ornithology) para apoyar la logística de las actividades en el humedal y la comunidad adyacente. Una de las metas principales de CEAZA es poner en valor el patrimonio natural del humedal entre personas de diferentes sectores de población de la región de Coquimbo. CEAZA y la Agrupación Conciencia Ecológica lideran la organización de actividades por la conservación del humedal integrando a escuelas, artistas, familias, líderes locales, organizaciones e instituciones, y a representantes del gobierno local. ¡Sus logros han sido extraordinarios!

(Photo © CEAZA)

Las actividades comenzaron con la integración de escolares de diferentes edades y sectores de la población, más sus profesores. El plan era aprender juntos acerca de las aves locales y su conservación para tomar conciencia de los problemas ambientales del humedal. La esperanza a futuro era incentivar la participación en acciones concretas y efectivas lideradas por los mismos niños y sus docentes. Primero, se visitó a varias escuelas locales para crear grupos de trabajo, informar acerca del proyecto y establecer conexiones. Los niños gozaron dibujando aves, lo que también permitió entender su conocimiento acerca de las aves y humedales.

También se realizaron observaciones de aves en el patio del centro laboral y escolar Jean Piaget, donde se tuvo la oportunidad de observar aves con binoculares. Trabajar con estas herramientas fue muy interesante porque los jóvenes aprendieron como utilizarlos de manera correcta y pudieron identificar las aves y marcas de campo que tenían. Días después, se pudo realizar un video conferencia entre estudiantes de Jean Piaget y personal del Laboratorio de Ornitología de la Universidad de Cornell. Fue emocionante para los estudiantes, quienes pudieron comunicar su gran interés por las aves y sus descubrimientos acerca de ellas en los últimos días.

Luego, se realizó una salida al humedal El Culebrón con los niños y docentes de las escuelas Jean Piaget y Juan Sandoval Carrasco. Se hizo un recorrido por el área afectada por un micro-basural, se observaron aves y se visitó el sendero interior del área protegida para identificar aves y plantas. Con estos datos, los estudiantes pudieron realizar su propio diagnóstico del área natural. Además, se generó interés en el tema, lo que los incentivó a tomar acciones concretas. Así fue como los niños crearon e instalaron letreros artísticos para promover el cuidado ambiental del humedal. ¡Fue fantástico! Días después, escolares y docentes de otras escuelas visitaron el área, y les dio mucha alegría ver las obras de arte de los carteles creados por los niños de las escuelas Jean Piaget y Juan Sandoval Carrasco.

Los letreros lograron promover interés y colaboraciones con diversas entidades. En septiembre del 2018, la Fundación Basura, Funcionarios del Banco Chile y el Colegio del Alba reunieron a 80 voluntarios en el humedal para recolectar más de 500 kilos de basura de la desembocadura y espejo de agua. ¡Una maravilla! Con la cantidad de basura que lograron hallar, se decidió coordinar una reunión con el alcalde de la Municipalidad de Coquimbo para informarle sobre la gravedad del problema de la basura en el humedal y de cómo éste se había vuelto hasta peligroso para visitar con escolares. Se creó un plan en conjunto por la limpieza del humedal y su cuidado, que se está llevando a cabo con gran éxito en la región. ¡Una colaboración fantástica! Estas iniciativas ayudan a sumar fuerzas dedicadas a rescatar el humedal y otros los humedales de la región.

Con la cantidad de personas ayudando en las actividades, artistas locales se inspiraron y crearon un mural en el área para darle más vida y color al lugar. Muchas personas se emocionaron con la idea y empezaron a trabajar en este hermoso proyecto. Cuando terminaron la obra de arte colectiva, muchas más personas fueron atraídas por la curiosidad al área, promoviendo la conservación ambiental de forma fantástica en personas que quizás nunca habían estado en el humedal.

Por otra parte, varias organizaciones aportaron herramientas para la limpieza del humedal y la instalación de obras de arte para promover la conservación del lugar. Así fue como después de una remoción de escombros, estos se utilizaron para crear un mirador para los visitantes. ¡Una idea excelente para reciclar y recrear! Además, estudiantes y profesores del Centro de Educación y Capacitación de la Universidad Católica del Norte (CEDUC), aportaron con maquinaria pesada para la remoción de escombros y limpieza. Realizaron algunas de sus clases en el humedal, restauraron el suelo y disfrutaron del bello paisaje.

Finalmente, en diciembre del 2018 se realizó un evento de cierre de actividades. En el evento se entregaron reconocimientos a los estudiantes e instituciones que colaboraron en el proceso. Cada estudiante recibió un diploma y cada escuela realizó un acto artístico. Además, compartieron con el público su experiencia durante las actividades realizadas por el humedal. Las escuelas ahora utilizan el espacio más a menudo para mantener el interés de los escolares en la protección del humedal y los beneficios que proveen los humedales para la comunidad. Las organizaciones siguen el monitoreo y la restauración del humedal. También frecuentemente reciben visitas, como los estudiantes de la Universidad de Chile de la carrera de Ingeniería en Recursos Naturales que en enero del 2019 visitaron el área como ejemplo del mejoramiento de hábitat y urbanización de humedales costeros con la colaboración directa de la comunidad local. Esperamos que proyectos como éste en la región sigan ocurriendo para involucrar a más personas con sus humedales y el beneficio que ofrecen a la comunidad.

Página por Natalie Bonilla.

 

Explora más 'Eventos' y 'Mini-becas'